Hace más de un año la pandemia llegó a nuestras vidas y de la noche a la mañana nos trajo una serie de cambios, entre ellos el teletrabajo, el cual numerosas voces afirman que ha llegado para quedarse. A esto hay que añadirle la fatiga pandémica a la que nos enfrentamos, como indica la Dra. Marián Rojas, “llevamos meses viviendo en modo alerta emocional, la mente no distingue una amenaza real de una que no lo es, y eso segrega una hormona, el cortisol que en grandes dosis intoxica y desemboca en ansiedad, tristeza o depresión». Esto supone un problema, ya que el cortisol es una hormona cíclica, y el ser humano no está hecho para vivir en alerta permanente.

¿Qué es la fatiga pandémica provocada por el teletrabajo?

Uno de los protagonistas de este tiempo pandémico es el teletrabajo, el cual nos ofrece muchas ventajas pero desde luego tiene sus inconvenientes. Según el estudio “Nonverbal Overload: A Theoretical Argument for the Causes of Zoom Fatigue”, trabajar desde casa implica un esfuerzo en comunicación mayor. También se ha comprobado que, las personas hablan un 15% más alto y gesticulan más durante una videollamada que durante una llamada telefónica convencional. Además, es más complicado interpretar a través de una videoconferencia el significado de una mirada y esto hace que invirtamos un gran esfuerzo en llegar a entenderlas. Todo esto nos complica nuestro día a día y hay que sumar que tenemos menos movilidad y flexibilidad, dado que nuestro espacio se reduce al que nos dicta nuestra cámara.

Por otro lado, con las videoconferencias se da una circunstancia que provoca que continuamente estemos pendientes de nuestra imagen, ya sea de forma consciente o inconsciente, al vernos reflejados en la pantalla. Este escrutinio al que nos sometemos puede llegar a generar estrés y ansiedad.

Cómo configurar tus videollamadas para no tener fatiga

Gracias a las funcionalidades de Zoom, puedes configurar y ajustar tus videollamadas para no verte constantemente y eliminar de esta forma los problemas que esta circunstancia puede acarrear. Para la fatiga por contacto visual podemos reducir el tamaño de la ventana en la que aparecen las personas y utilizar un teclado extra para aumentar el espacio entre nuestra pantalla y nosotros.

El entorno de trabajo es muy importante, por eso tener un lugar cómodo, bien iluminado y con todas las herramientas a mano es básico. Una mesa a buena altura, silla, ratón y teclado bien colocados puede parecer una tontería, pero muchas personas acaban teniendo dolores musculares por no tener un sitio adecuado para el trabajo. También es importante respetar el mismo espacio todos los días.

Para las reuniones largas, se recomienda hacer descansos y apagar completamente la cámara cada cierto tiempo, de esta forma nuestro cuerpo y nuestra mente descansarán de la pantalla. Además, es conveniente utilizar diferentes herramientas o formas de comunicación cuando se trata de llamadas de trabajo o de llamadas con amigos, por ejemplo:  plataformas de videoconferencia, chats, llamada tradicional, sms, etc. Se debe valorar también, si una videollamada es realmente necesaria antes de llevarla a cabo.

Estos consejos pueden ayudarnos a hacer un uso más saludable de las herramientas para el teletrabajo y aumentar nuestro bienestar, consiguiendo reducir uno o varios aspectos de la fatiga pandémica en el teletrabajo.

Zoom trabaja cada día para alcanzar mayores niveles de felicidad para sus usuarios y, sin ninguna duda seguirá mejorando sus productos para ayudar a que la experiencia del trabajo sea cada vez mejor.

This Area is Widget-Ready

You can place here any widget you want!

You can also display any layout saved in Divi Library.

Let’s try with contact form:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad